Renovarse o morir… ¿Estás dispuesto?

El otro día me fui a Barcelona a hacer una entrevista. Me llamaron hace unos días, me hicieron una “pre” por teléfono y a las pocas horas me dijeron, oye vente aquí que queremos entrevistarte en persona. Ni siquiera me acordaba exactamente al tipo de puesto que había aplicado y cuando lo leí, no me llamó demasiado la atención. Pero una vez, escuchando a la persona que había detrás del teléfono (muy interesante, por cierto) y junto con ella una explicación más extensa, dije claro que sí. Venga, que has visto un poco la luz. Estás en varios procesos con empresas muy importantes y grandes, pero esto de aquí te atrae y te dice que podrías encajar perfectamente. Crees que es la mejor. Ellos te ofrecen, tú aprendes y encima, tienes que aportar. Fantástico.

Me dieron la opción de hacer la entrevista por skype o en persona, pero también me dijeron (cosa que yo sabía) que no iba a causar la misma impresión ni iba a ser lo mismo. Que tenía que tener en cuenta la oportunidad que me ofrecían y que tenía que valorarla.

Bueno, al fin y al cabo acabé cogiendo ese tren. Barcelona me encanta, tengo muchos amigos allí, muy buenos recuerdos de esa ciudad y además tiene ese toque internacional que le hace diferente. Y a mí, pues lo diferente siempre me ha atraído y me atrae.

Durante el camino, decidí comenzar un libro muy famoso que muchos de vosotros se habrá leído ya, “El Alquimista” de Paulo Coelho. La cabeza me empezó a dar vueltas y vueltas y vueltas… Y acabe diciendo… Hola, hola de nuevo a todas esas malditas preguntas que nos atormentan a todos, y ahora más que nunca:

¿Es esto realmente lo que quiero? ¿Estoy desperdiciando mi tiempo? ¿Qué es lo que quiero? ¿Y si lo que quiero no tiene nada que ver con lo que se quiere para mí, en mi casa? ¿Y si nadie cree en mí? ¿Yo creo en mí? ¿Y si elijo una cosa y luego dentro de 10 años cambio de opinión? Hola pánico, hola dudas, hola confusión… Hola.

Y de camino, tuve una conversación muy interesante con el taxista sobre mil cosas y eso consiguió distraerme y tranquilizarme un poco.

Entré a la oficina y me encontré una entrevista en la cual me entrevistaban dos personas, encima un hombre y una mujer. Y mis ojos se abrieron como platos. Vaya dije… lo que no se le ocurra a uno, se le va a ocurrir al otro. Ellos se dieron cuenta rápidamente de mi reacción. Ten en cuenta que aunque seas muy listo, inteligente y tengas más capacidades que el resto de los demás si es así, existen personas que te llevan muchos años de ventaja en esta vida y esa ventaja se llama “aprendizaje a través de la experiencia”. Y eso amigo mío, te lo da la vida ni nada ni nadie más. Ya sabéis como continuó el asunto, miles y miles de preguntas en las cuales siempre quieres responder bien y ellos ya lo saben. Y un largo etc.

Hubo un momento que me dijeron que habría momentos en los que tenía que hablar catalán por el tema de los clientes. Yo he estudiado toda la vida valenciano (como lo queráis llamar) en el colegio. Lo entiendo y lo leo perfectamente. Y lo hablo bien, lo que pasa es que como nunca lo uso, pues está guardado en un cajón. Me entró el pánico-rabia. Les dije que sí, que lo entendía y que podía hablarlo sin problema.

Luego me hicieron un test de 200 preguntas. Después de 3 horas de entrevista, el test y el tren estaba exhausta y además como no sabía en que iba a consistir la entrevista, no me la preparé (Esto no son más que varias excusas). Y llegó la hora de despedirse.

Pánico. Me hablan en catalán. Y el bum, llega mi cabeza. Pánico, rabia, dudas, desconfianza… Y claro dije dos palabras sueltas teniendo la oportunidad de haber hablado muchas más. No entiendo que me pasó.

(Podría seguir con mi historia de un día en Barcelona, pero de momento la voy a dejar aquí.)

Lo que quiero decir y contar con este relato, es que el cambio forma parte de nuestras vidas. Tienes que adaptarte a él y más fácil lo vas a tener si ya partes con la base. No tengas miedo al cambio. Con el cambio viene el aprendizaje, la evolución, la mejora y lo desconocido. Lo desconocido que ya estás empezando a conocer. Esa salida de tu zona de confort en la cual cuando consigues los resultados, se sientes satisfecho, mejor y exitoso. El cambio es necesario y el cambio es bueno. Deja atrás tus clichés y tus estereotipos, son sólo frenos. Ellos te agarran y consiguen formar en tu cabeza prejuicios, imágenes y excusas que te retienen y te dejan atrás, en el fondo.

El cambio está presente en todas las etapas de nuestra vida y debes adaptarte a él. Renovarse o morir. Renovarte o quedarte en el camino. Es como cuando vas a vivir a un país nuevo o a una ciudad nueva, el nuevo eres tú y no ellos. Así que coge la teoría que ya tienes apuntada, deja el miedo a un lado y empieza con la práctica. Es y va a ser difícil y más al principio, pero justo en esos momentos es necesario que lo apliques. Porqué sino puedes perderte muchas oportunidades y tienes que saber que el tren no siempre pasa.

Sé que esto ahora se ha puesto muy de moda, las frases y vídeos sobre los sueños y los cambios. Pero más allá de eso, está esa verdad que se desprende de todo eso. Una vez has experimentado el cambio y has triunfado sobre él y ves los resultados, la sensación que recorre tu cuerpo, tu corazón y tu mente es indescriptible.

¿Y qué pasa con todas esas preguntas sobre qué vas a hacer con tu vida y qué es lo que quieres hacer?

Sigo buscando respuestas y trenes los cuales coger, así que si sabes algo que crees que me pueda ayudar a encontrarlas, por favor ponte en contacto conmigo. Estaré eternamente agradecida.

Leticia Lorena Puertas

PD: Aún no sé que pasará.

“Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha al mismo tiempo fue el no
aceptar las cosas como dadas.

A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra “madre” era la palabra “madre” y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mí un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba”. Julio Cortázar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s