Sin dolor no te haces feliz.

Equivocarse.

Levantarte y caerse.

Volver a sonreír y volver a creer.

Que te rompan el corazón.

Construir de nuevo tus sueños.

Alegría y risas.

Ciegos nocturnos convertidos en mañaneros.

Vivir al límite.

Superación.

Descubrir lo que tenías delante de tus narices.

Que sólo tengamos esta noche.

Las noches quita-penas.

Las madrugadas prohibidas.

Vivan los amigos.

El que te den.

Los domingos sin voz porqué cantaste como nadie.

Dejarte e irme con otra. O con otro.

Vivan los desayunos en la cocina, cotilleando de todo lo que pasó.

Los bailes que nos pegamos.

Y los bailes latinos.

Los deseos ocultos.

Los amigos nuevos que de repente son como los viejos.

El jagger. O mejor, el tequila.

Vivan las miradas cómplices.

Las estrategias.

Las historietas sin fin.

Entender todo.

Viva que estamos descubriendo la sensación de llevar las riendas de nuestras vidas.

Y viva esa sensación, que si por no lo sabes es increíble.

Viva la vida… Y viva que somos jóvenes!

 

No sé tu nombre, sólo sé la mirada en que me lo dices.

Mario Benedetti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s