Día de la Madre

Sea como sea la relación de tu madre:

Constante, nos llamamos todos los días por teléfono Mami.

Distante, las situaciones de la vida no nos dieron para más y eso no significa que no nos queramos Mamá.

Otras veces,tan cercana como el jamón ibérico y el vino tinto, nos apoyamos mutuamente y tú formas parte hasta de la opinión de mis horribles citas.

También, de las de vez en cuando suena el teléfono y nos pasamos horas charrando… ¿Qué tal el trabajo?

En serio, eres de esas personas que cuentan que “mi madre es mi mejor amiga“… ¿Y eso realmente existe?…Pues en mi casa somos de toda la vida relación madre-hijo tradicional: pon el lavaplatos, hijo llegas tarde y encima vas con la camisa sin planchar. Pon la mesa… pon la mesa… A comer! A comer! Ya voy… Qué he dicho que ya voy!

O en este caso, Madrid 9:00 de la mañana, NYC 14:00 a.m. Ring ring… ¿Cómo estás cariño? Cógete vacaciones y ven a vernos que estás tan lejos. O…Ring, ring, ring… ¿no lo coges? No es mi madre por quinta vez en la mañana… qué pesada! No sé que querrá.

El otro día por la calle, me encontré a Toni y a su madre con sonrisas resplandecientes y ojos brillantes. Pregunté y me contestaron…es que… es que…tenemos una relación tan feliz, mi madre es perfecta.  “Amparo es una madre ejemplar y modelo de madre a seguir” me comentaba Ana el otro día. Y sinceramente le contesté que no sabía que decirle, que cada madre es diferente y que cada hijo también.

Luego están esas relaciones tan protectoras… ¿A qué hora volviste ayer? ¿Con quién estabas? ¿Qué hiciste? ¿No me piensas contar nada? Ya sabes que no me gusta que llegues tan tarde…

Hace tiempo que no sé de mi madre, supongo que le irá bien. Mi madre siempre me está regalando cosas, es tan generosa, es tan ella. Hoy de verdad que no hay quien le aguante, es tan complicada a veces, a saber que le pasa con papá. La mía… Así es: sencilla con su delantal, su café, su zumo de naranja y sus tostadas recién hechas por la mañana. Ella siempre está tan alegre.

Pues con mamá ni fu ni fa que quieres que te diga hermanito.

Ella es maravillosa, irreal, soñada y por supuesto, es la madre que todos querrían tener.

Hacemos vidas separadas y algún otro que otro domingo nos vemos.

Pues mi madre es tan exigente que quiere que tenga buenas notas y haga mucho deporte. Mmmm…yo creo que mi relación es inexplicable, es una relación madre-hijo o hija-madre tranquila y relajada a veces, odiosa e indescriptible otras tantas. Me ha castigado sin salir dos semanas, qué injusta y mala es.

Ella se fue. Ella está en el cielo, y ella me cuida desde lejos. “Estoy tan orgullosa de ti”.

Ella es una luchadora nata y sabes que ha hecho lo posible por todos, por ti. Mi madre y yo, somos mi madre y yo… ella en su mundo y yo en el mío. Ay María! Hace tanto que no hablamos, supongo que seguirá como siempre, ya llamará o ya la llamaré yo si eso.

Sea como sea la relación de tu madre:

“pasada, presente o futura”

Todos sabemos que tenemos y sentimos un vínculo inexplicable con ella.

“Y mamá, si es hoy es tu día… ¿Cuál es el día de los hijos?

Son todos los días cariño.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s