ES ESENCIAL EN TU VIDA

Debemos sentirnos merecedores de lo que estamos tratando de atraer a nuestras vidas. Y tener la certeza de que eso que pedimos pasará a formar parte de nuestra realidad. Sólo así se manifestará lo que deseamos. Y esta es la parte que explica por qué las fantasías no producen cambios en nuestra realidad: porque íntimamente sabemos que son sólo fantasías.

Somos ciento por ciento responsables de nuestras experiencias. Pero entonces los demás también son los únicos responsables de sus propias experiencias. Por lo que permanecer deseando que otras personas cambien o que sus circunstancias mejoren en cualquier aspecto, no producirá ningún cambio positivo en sus vidas.

Siempre nos queda el recurso de cambiar nosotros. Todo cambio positivo que logremos en nosotros mismos puede ser una valiosa ayuda para las personas que nos rodean, puede inspirarlos a llevar a cabo esos cambios que estaban postergando.

La realidad es un escenario de enorme complejidad y se rige por leyes generales que nosotros, como individuos, no podemos modificar. Debemos respetarla tal como es. Nada lograríamos, por ejemplo, si nos propusiéramos erradicar los desastres naturales, las enfermedades, los accidentes o las injusticias. El mundo funciona de una cierta manera y debemos aceptarlo tal como es. Lo que sí podemos hacer es elegir de qué manera vivimos en esta realidad. Podemos decidir a cada momento cómo serán nuestras experiencias dentro de este escenario más general que es “el mundo”. Y también, podemos optar por las circunstancias que nos gustaría experimentar, entre infinitas posibilidades.

Has de saber que somos creadores de nuestra realidad, somos ciento por ciento responsables de todo lo que nos pasa y atraemos a nuestras vidas el tipo de experiencias y de relaciones que mejor se ajustan a las emociones que experimentamos con más frecuencia.

Si queremos que algo cambie, debemos cambiar nuestras emociones. Así que… Si queremos que algo nuevo se manifieste en nuestras vidas, debemos cambiar nuestra actitud frente a esa nueva situación. Debemos sentirnos completamente merecedores de eso que anhelamos y debemos experimentar bienestar y gratitud, tal como si lo deseado ya se hubiera concretado.

Si no hay cambios reales y duraderos en nuestras emociones, no habrá cambios reales y duraderos en nuestra realidad.

Así que, acepta primero y después actúa. Acepta cualquier cosa que contenga el momento presente como si tú mismo la hubieras elegido. Trabaja siempre a favor del momento, no contra él. Haz del presente tu amigo y aliado, no tu enemigo. Esto transformará milagrosamente tu vida.

Eckhart Tolle

www.amarseaunomismo.com

***

Leticia Lorena Puertas

Elecciones

Arriesga, muchas veces no arriesgué por miedo. Y me perdí tantas historias… Pero arriesga, más vale tarde que nunca. Deja que te conozcan, abre las puertas, quita los candados, comete errores, ama y llora. Y evoluciona. Cambia y date oportunidades. Invierte más en pasión y menos en pensamientos. Deja que te conozcan y muéstrate como eres. Ten miedo pero salta encima de él todo lo que puedas. Porqué detrás de aquello que tanto te asusta, quizás esté el capítulo clave de tu historia. Pero sobre todo… Elige bien a las personas que quieren que formen parte de tu vida. Porqué un día las noches desaparecerán, la gente se perderá y las modas se desvanecerán. Pero ahí quedarán las personas que elegiste en tu vida para recordar todas las historias que viviste, las tonterías que cometiste y todo aquello que no podrás contar en público y que supuestamente, jamás hiciste.

Leticia Lorena Puertas

 

Riesgos de una noche

Y un día por fin, sucedió.

Tras una larga noche repleta de palabras juntas que repetían mil frases que ya habíamos escuchado antes, nos decidimos. Estábamos más relajados, o quizás solo lo estaba yo o solo tú. Tal vez, simplemente eran las ganas que teníamos de que pasara esto. Los dos lo habíamos imaginado tanto… Así que decidimos como siempre pedirnos una botella de vino. Y al acabar la cena, decidimos tomarnos otra recorriendo nuestra ciudad preferida en tu moto. Una, dos, tres copas… Hasta que decidí perder la cuenta y perder el control de la situación. Tomaste mi mano, me miraste y automáticamente me lo dijiste todo sin decírmelo. Así que me pusiste el casco para protegerme de mi posible huída, más que previsible. Lo que pasaba es que… No sabías que ya no había espacio ni ganas para ella.

Y así un día por fin, mis dedos desabrochaban los botones de tu camisa…

Leticia Lorena Puertas

¿Realmente sabes lo que son?

Tus valores están íntimamente ligados y conectados con tus creencias. Unidos, creencias y valores componen la respuesta a la pregunta de ¿por qué haces las cosas? Le dan sentido a tu vida y constituyen la fuente primaria de motivación interna.

Si trabajas tus pensamientos, tus creencias y tus valores para que estén alineados con el cambio de vida que quieres hacer, esta vez sí lo vas a conseguir. Si en el pasado no triunfaste en tu propósito, piensa que lo que has vivido no determina lo que vas a lograr. Tu futuro no depende de tu pasado, tu futuro depende de ti. No importa lo que hayas conseguido o lo que hayas dejado de conseguir. Ni siquiera importa la interpretación que hagas de aquello que has creído vivir. La experiencia que vas a tener de ahora en adelante depende de lo que elijas hacer en este momento.

Si sigues haciendo lo que siempre has hecho obtendrás los mismos resultados. Si haces algo diferente, si cambias tu estrategia, obtendrás otras recompensas. Lo que has obtenido hasta ahora es fruto de las decisiones que tomaste en el pasado. Algunas de estas decisiones te han abierto puertas a nuevas posibilidades y otras te las han cerrado. Pero hoy, hayas decidido lo que hayas decidido en el pasado, tienes el poder de elegir las opciones que te llevan al presente que deseas. Estamos seguros de que te gustaría conseguir otros resultados.

En ese caso, toma la decisión de hacer algo distinto. 

Y.F. – J.G.

Love me again

Si lo piensas, te darás cuenta de que en realidad no existe otro momento que puedas vivir más que el presente.

El ahora es todo lo que hay, y el futuro es simplemente otro momento presente para ser vivido cuando llegue.

Una cosa es segura; no puedes vivirlo hasta que aparezca realmente.

Wayne Dyer

Recuerda que tú eres el responsable de que las cosas pasen.

Leticia Lorena Puertas